jueves, 10 de mayo de 2018

Orina de vaca en la obra de Vermeer “la joven de la perla”


Hace unos días apareció en prensa una noticia que, llamó la atención de personas que piensan que la pintura al óleo sale del tubo, pero esto es así solo porque alguien introdujo el producto primero (pigmento molido mezclado con aceite de linaza).
Los pigmentos se obtienen (en su mayoría) en la actualidad por procedimientos químicos, pero con anterioridad, se extraían del mundo mineral, vegetal y animal.
Puede parecer extraño que de la orina de vaca se origine el pigmento llamado “amarillo indio”, que es un color muy intenso y de gran belleza, pero para ello, alimentaban a las vacas solamente con hojas de mango, la orina se secaba al sol y  los residuos terrosos se molían para su venta como pigmento para pintura. Esto ya no se hace porque las vacas enfermaban y morían. Ya digo que la química moderna se ha ocupado de suplir gran cantidad de pigmentos cuyo origen pudiera ser peligroso, como el blanco de plomo, también llamado albayalde. Otros pigmentos como el azul de ultramar,  en origen mineral, era muy escaso y se importaba de tierras lejanas (Afganistán), de ahí el nombre, y consecuentemente era carísimo. Yo lo uso mucho en su versión moderna, es decir, de fabricación sintética, y es que la química hace milagros.
El carmín es otro pigmento que se extraía del mundo animal, concretamente de las cochinillas, un parásito que triturado y secado daba lugar a un pigmento muy apreciado en Europa, ya que provenía de América.
Aunque nos parezca extraño el origen de los pigmentos destinados a la pintura, no es para tanto, sobre todo si pensamos en los pigmentos que se emplean para el maquillaje, los colorantes que se usan en la alimentación o incluso la procedencia de ciertos perfumes...

jueves, 3 de mayo de 2018

Naturaleza muerta con vela amarilla

Naturaleza muerta con vela amarilla. Fernando Puente.

En principio, esta naturaleza muerta estaba situada sobre una mesa que, fui modificando hasta su forma actual. Está realizada en óleo sobre lienzo. Su tamaño es 61 x 50 cm.

sábado, 7 de abril de 2018

Dibujo a carboncillo y sanguina. Mujer tumbada



Esta figura femenina está realizada a carboncillo y sanguina. El tamaño del papel es 50 x 70 cm.
Durante el proceso he tomado fotos que me han servido para realizar un breve vídeo.







martes, 20 de marzo de 2018

LAS PRIMERAS GALERÍAS DE ARTE. PAUL DURAND-RUEL

Paul Durand-Ruel (París 1831 - 1922), heredó de su padre el negocio familiar, una papelería que vendía también artículos para pintores. Amplió el negocio y expuso en su espacio a los pintores de "La Escuela de Barbizón", esos pintores realistas franceses que se reunían en torno al pueblo de  Barbizón, (sus miembros fundadores fueron Théodore Rousseau, Jean-Baptiste Camille Corot, Jean-François Millet y Charles-François Daubigny. )
Como Paul Durand-Ruel tuvo éxito con la venta de las pinturas se trasladó a una calle con más tránsito, la Rue Laffitte, y creó en 1869, la "revue internationale de l'art et de la curiosité" (revista internacional de arte y curiosidad), para promocionar a sus pintores.
Con un grupo de pintores muy interesante, un local en una buena calle y una revista para la difusión, parecía que todo estaba bien encauzado, sin embargo ocurrió que en 1870 y  -también es mala suerte-  estalló la Guerra franco-prusiana. Huyendo del conflicto fue a Londres, donde coincidió con bastantes artistas franceses, entre ellos Claude Monet y Pissarro.
Ese mismo año fue cuando abrió su nueva galería en Londres con la primera muestra anual de la Sociedad de Artistas Franceses. De vuelta a París en 1871, ya seducido por el impresionismo, establece relación con Sisley, Degas, Manet y Renoir. Pero el impresionismo en aquellos años era de difícil venta, a pesar de tener galería en Paris y filiales en Londres y Bruselas, se tuvo que asociar con un banquero para comprar pinturas y mantener la fidelidad de su grupo de pintores. Como las desgracias nunca vienen solas, aquel socio capitalista se arruina. Duran-Ruel se vio obligado a alquilar su piso y parte de la galería. Cercado por las deudas y abatido, recibió una invitación de la American Art Association para exponer en la Madisson Square de Nueva York, donde se le reconoció su labor como marchante del impresionismo.
Las ventas en EEUU le permitieron recuperarse y, como pasa en tantas ocasiones, ser reconocido también en su país.
A Duran-Ruel se le considera el marchante del impresionismo, y es que se implicó tanto, que compraba los  cuadros a sus pintores, ( a Manet le pagó por 23 cuadros 35.000 francos, etc.) fundó revistas y editó catálogos como medio de difusión y promoción. Un hecho no menos importante es que abrió sucursales de su galería en varios países, no solo europeos, después de su experiencia americana, abrió galería en Nueva York.
Fernando Puente. Naturaleza Muerta junto al mar. 46 x 65 cm.